EL COBRE Y LA ENERGÍA SOLAR

La energía solar es la fuente de energía alternativa más importante y reconocida. La tecnología de utilizar energía solar para el calentamiento del agua a altas temperaturas está muy difundida en nuestros días en casas, hospitales, hoteles, instalaciones deportivas y otras construcciones.

La contribución de los sistemas solares térmicos para el ahorro energético es muy importante.

Un sistema solar térmico con un depósito de 160lt, cubre aproximadamente el 80% de las necesidades anuales de agua caliente para una familia media.

El ahorro de energía sería de unos 270kg de petróleo al año, reduciendo las emisiones anuales de CO2 entre 1000 a 1200kg.

En Grecia se han instalado sistemas solares térmicos que ya ahorran más de un 1 billón de kw/h al año, energía equivalente a la producida por una planta de energía de 200 Mgw de potencia.

Para que sea comprehensiva la significación del cobre en la energía solar y precisamente en los depósitos del agua caliente, sería indispensable mencionar el modo de funcionamiento de los termosifones solares.

Para ser más exactos, un sistema solar térmicos se constituye de las placas solares, el depósito en el cual se almacena el agua caliente, la base de suporte y los tubos que unen la placa solar y el depósito. La placa solar absorbe la energía solar y calienta una especie de líquido que ya tiene (mezcla de agua y anticongelante). Este líquido, al ser calentado, pasa por los tubos que unen la placa con el depósito y calienta el agua a través del intercambiador de calor (jacket) que se encuentra en el depósito. La circulación del líquido de la placa solar se realiza sin el apoyo de alguna pompa y se basa en el hecho que el líquido una vez calentado, pasa a ser más ligero y va hacia arriba. La temperatura del agua en un sistema solar térmico depende de la energía solar, de la temperatura del agua de la red de la ciudad, de la temperatura ambiental y de la temperatura del agua almacenada desde el principio de la jornada. Importante subrayar que el agua tiene que llegar a los 45º C para cubrir las necesidades de una familia.

El cobre dado que es entre los mejores conductores térmicos, fue utilizado, por la mayoría de los productores de todo el mundo, como materia prima para las placas solares-absorbedores. Una serie de ventajas, que surgen del utilizo del cobre, obligaron la empresa de construir también los depósitos de agua caliente de cobre. Los depósitos de cobre tienen prácticamente una vida ilimitada, porque el cobre no erosiona por el agua y la electrólisis. Otra ventaja importante consiste en que el cobre tiene cinco veces mayor conductividad termal que el acero. De tal manera que el calor se expande más fácilmente desde el circuito cerrado al uso de agua caliente, contribuyendo al mejor rendimiento del equipo solar.

scale-US_1

Las mayores ventajas de un sistema de producción de energía solar de cobre:

  • larga vida asegurando el retorno de la inversión realizada
  • resistencia a la corrosión, altas presiones y a las altas temperaturas
  • alto rendimiento, rápido calentamiento del agua
  • inmunidad a los fenómenos de galvanización, que principalmente deshacen las aleaciones de hierro como el acero inox y el hierro industrial
  • la innecesidad de manutención dada la falta de magnesio
  • compatibilidad con las redes existentes de abastecimiento de agua y con los sistemas de calefacción
  • la compatibilidad frena el desarrollo in multiplicación de bacterias y otros organismos patógenos

Eco-product, por ser un producto 100% reciclable

Recycle_Logo

Productos certificados con estándares internacionales

SONNE cooperations and memberships

Oficinas principales

Chalkidikis 39
14451 Metamorfosi, Atenas, Grecia

Encuéntrenos en el mapa
Contacto

Teléfono: +30 210 2843376
Fax: +30 210 2841650

Correo electrónico: info@sonne.gr
Abierto

Lunes - Viernes: 8 AM - 4 PM
Sábado a domingo: cerrado